Quién soy

 

Mi nombre es Daniel Freixa, nací en Évora en 1984. Crecí en el pueblo de Santana do Campo, Arraiolos, y soy descendiente de trabajadores rurales. En el pueblo, desde temprana edad comencé a explorar el campo circundante con largas caminatas que hacía en compañía de mi abuelo Manuel Rocha, a quien le debo parte de mi educación ecológica y gusto por el campo.

A lo largo de mi crecimiento, hubo momentos en compañía de mis abuelos que despertaron en mí la curiosidad por la historia de Alentejo que está conmigo hasta el día de hoy. Fueron las historias contadas junto a la chimenea en los inviernos, la observación de estrellas en las noches de verano, los poemas de décimas de mi abuela Mariana dos Santos, lo que me ha hecho ser el amante de la historia y mi región que soy hoy.

Más tarde, el descubrimiento de la música rock y la existencia de algunos buenos libros ampliaron mis horizontes. Después de todo, el mundo era mucho más grande que el pueblo de Santana do Campo y la ciudad de Évora. Entonces formé mi educación personal entre festivales de música y lectura de poetas. Cuando leí a Jack Kerouac, mi vida cambió, especialmente con el libro The Dharma Bums, donde un antropólogo, Gary Snyder, amigo del autor, es el personaje principal. Es a partir de ahí que nace mi gusto por la antropología y eso me lleva al ISCTE, en Lisboa.

Estudié Antropología (2006-2009) y maestría en Antropología con especialización en Turismo y Patrimonio (2009-2011), títulos obtenidos en ISCTE - Instituto Universitario de Lisboa. A lo largo de los años, he estado dirigiendo el trabajo académico a mi interés en la etnografía del Alentejo. En la tesis uní los dos intereses que tenía, ecología y antropología, lo que resultó en una investigación sobre los usos del agua que titulé: "Caminos de agua: costumbres, conocimiento e hidráulica en el Alentejo rural".

En esta investigación también desarrollé un proyecto para una visita temática sobre el agua dentro del concepto de ecoturismo. Este proyecto se presentó a las autoridades locales y su activación implicaría la creación de una musealización de lugares. El objetivo, además de ser pedagógico, también sería contribuir a la conservación de la memoria del patrimonio hidráulico público y a una diversificación de la oferta turística local.

En 2015, movido por el deseo de conocer nuevas personas y nuevos costumbres, me mudé a Amsterdam, donde trabajé en restauración y aproveché la oportunidad para mejorar mi inglés. Aproximadamente un año después, decidí regresar a Portugal y comencé a trabajar como guía turístico para varias agencias. Fue entonces cuando comencé a implementar gradualmente el proyecto que ahora tengo, Alentejo Heritage, para visitas guiadas calificadas y venta de artesanías regionales. ¡No podría estar más feliz con la apuesta!

©2020 by Alentejo Heritage
RNAAT: 2062/2018 - Turismo de Portugal